Redactar contenidos para la web no siempre resulta fácil ni implica un éxito SEO inmediato en buscadores como Google. Por este motivo debemos plantearnos una estrategia para la redacción de textos, que nos permita hacer frente la competencia.
En efecto, la competencia es feroz, y muchas veces  encontramos complicado diferenciarnos del contenido de nuestros principales competidores. 
Cuando escribimos para la web y buscamos los objetivos de captar tráfico a través de buscadores y de retener a los lectores en nuestro sitio web, debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué tiene mi contenido de especial para que un usuario lo prefiera al de mi competidor X?

Porque la respuesta a esta pregunta nos dará las primeras claves para mejorar nuestros contenidos y posicionarlos también mejor en Google.

Hoy te propongo estos consejos estratégicos para redactar contenidos y mejorar tu SEO:

  1. Escribe sobre temas acerca de los cuales no se haya escrito con anterioridad. O al menos no en exceso. Utiliza el comando intitle: en Google para detectar páginas que tienen una palabra clave en el título de la página. De este modo detectarás si un tema está muy trillado o no.

  1. No se trata de copiar ideas, sino de mejorarlas. Si tienes un site especializado en alguna temática, utiliza el poder de tu experiencia en ese tema. Si por ejemplo te propones escribir sobre un tema tan manido como la Guerra Civil Española, y tu site es de viajes. ¿Por qué no escribir sobre rutas para descubrir búnkeres o escenarios de la Guerra Civil?
  2. Dale la vuelta a la tortilla. Si tu site trata sobre series de televisión y todos tus competidores hablan de lo buena que es esa serie, ¿por qué no hablar de lo mala que es o por qué no es tan buena?
  3. Trata de resultar interesante. Incluye tus ideas y opiniones como experto en la materia, utiliza gráficos explicativos o infografías, haz de vez en cuando uso de la ironía y el humor.
  4. Participa de los comentarios de los usuarios sobre tus contenidos. Pregúntales qué les has gustado más y qué menos del artículo. Investiga en sus preferencias y gustos, los aspectos que les parecen más interesantes del artículo y te tu web… Puedes también incluir un sistema para la aplicación de encuestas a tu web, para recabar información sobre la percepción que tienen de tus contenidos, diseño, etc. Aprende de tus usuarios. Recuerda que el usuario debe ser el centro de un sitio web. Esto es el tan famoso “voice of customer”.
  5. Dale un formato y una buena estructura al contenido.Aplica párrafos, bullet points o guiones, listas numeradas y subtítulos, para estructurar la información y hacerla más legible y usable. Así conseguirás que el usuario se sienta cómodo leyendo tu contenido.
  6. ¿De verdad esperas que se lean todo eso? El usuario de internet prácticamente no lee, escanea contenidos. Por eso el consejo anterior es muy útil. Pero también el proporcionar el texto justo para que el usuario no se sienta abrumado.
  7. Habla y discute con tus compañeros, equipo, colegas o amigos. Un buen brainstorming semanal te puede dar las claves acerca de contenidos originales sobre los que escribir.
  8. Aplica la optimización SEO onsite a los contenidos. Piensa siempre en tu keyword primaria y optimiza los titulares, el título de la página, la meta description y, por qué o, también las meta keywords. Optimiza el texto y las imágenes. Incluye negritas y, muy importante, enlaces a contenido relacionado, tanto interno como externo (si lo ves oportuno), etc.
  9. Enlaza tu nuevo contenido desde contenidos relacionados anteriormente publicados. No solo conseguirás posicionarte mejor, sino que proporcionarás al usuario contenido interno de calidad muy relacionado con el artículo que está leyendo. Esto incrementará su satisfacción y, por supuesto, nuestro número de páginas vistas.
  10. Escribe correcta y cuidadamente: Emplea un lenguaje que se adapte al de tus usuarios o público objetivo. No comentas faltas de ortografía ni errores gramaticales. Y, si puedes (cosa que yo intento desesperadamente, pero casi nunca consigo), escribe con frases cortas, en la medida de lo posible.
  11. Descubre tendencias. En el ejemplo, existe una absoluta correlación entre el interés de búsqueda por “cena de navidad” y dos platos tradicionales de esas fechas, el pavo y el cordero. Anticípate a tus usuarios y ten contenido preparado para cuando comiencen a interesarse por cada tema.
  12. Evita el contenido duplicado: En este post anterior explico cómo detectar el contenido duplicado. O si prefieres, te propongo que descubras cómo solucionar el contenido duplicado.
  13. Keyword research: Investiga por cada tema las palabras clave que son más utilizadas por los usuarios y que se ajustan al contenido que vas a ofrecerles. Utiliza herramientas como Google Insights, Google Adwords Keyword Tool, Übersugggest, para fundamentar tus decisiones.
  14. Palabras clave de entrada. Utiliza tu software de analítica web e investiga cuáles son las palabras clave por las que se accede a tu site desde buscadores, y sus páginas de destino. Esto te podrá dar una idea de cómo es percibido tu sitio web entre los usuarios de buscadores. Podrás detectar a través de estas keywords temas de interés sobre los que ya has escrito o que mencionas de pasada en un contenido, y para los que, en cualquiera de los dos casos, tu web se posiciona para esas palabras clave. No esperes más y genera más contenido sobre los temas que hayas detectado.
  15. Palabras clave del buscador interno. Si estás haciendo el seguimiento de tu buscador interno a través de tu software de analítica web, esto te puede dar una información magnífica sobre los contenidos que a tus usuarios les gustaría encontrar en tu sitio web. Quizá sobre algunos temas ya hayas escrito algún artículo, pero si detectas que es abrumadamente buscado por tus usuarios, quizá deberías publicar más sobre ese asunto.

En definitiva, estos consejos estratégicos para redactar contenidos no solo permitirán que mejores el SEO de tu sitio web, sino que especialmente lograrás retener más al usuario y conseguir engancharlo con tu contenido, procurando que permanezca más tiempo en tu site consumiendo información, navegando por tus páginas.

Colateralmente esto permitirá mejorar tu tasa de rebote, también desde buscadores, lo que a su vez influye en la mejora del CTR  como factor de posicionamiento.

¡Compártelo!