“El periodismo está en crisis”. O al menos afirmaciones como estas llevan siendo una constante entre los profesionales de la pluma y el papel mucho antes del estallido de la crisis financiera actual.

El periodismo adolece, como otros sectores, de la precariedad laboral pero especialmente de las reticencias en la adaptación al medio netamente digital: la conversión del papel al online, la adaptación a nuevos modelos de ingresos muy diferentes de aquellos tradicionales del papel, la incorporación de las redes sociales al oficio periodístico, la competencia feroz entre profesionales, el instrusismo laboral y también, la necesidad de cambiar el chip en la concepción de la noticia, la crónica, el reportaje o el editorial.

Este cambio de chip en la redacción de los contenidos deviene de dos actores imprescindibles: los usuarios y los buscadores, que son el objetivo del SEO tradicional y deben serlo también en el SEO para periodistas.

Los usuarios porque su forma de leer en papel es muy diferente de los usos y costumbres que impregnan la lectura en una pantalla. Los usuarios en internet no leen, escanean. Esto implica que el “formateo” del texto debe ser un requisito esencial por parte del periodista para atrapar al lector, satisfacer su necesidad y evitar que abandone rápidamente la lectura y el sitio web.

Esta adaptación de escribir para online exige, entonces, que el periodista cree textos más cortos que los que habitualmente pueblan las hojas impresas. Exige también que estos textos cuenten con buenos titulares, muy descriptivos e identificativos, sin florituras, sin metáforas, sin ambigüedades. También se requieren frases cortas, párrafos sin excesivas líneas, subtítulos que estructuren el discurso, negritas para destacar términos y keywords del resto del texto, y enlaces, tanto internos como externos a contenido íntimamente relacionado.

Si el usuario implica esta adaptación, los buscadores obligan al periodista a volver su mirada a algunos de los elementos anteriores pero también a otros como el número de repeticiones de las palabras clave en el texto, la distribuición de las mismas, el uso de estas keywords en titulares y otros elementos que luego se visualizarán en los resultados de búsqueda y, sobre todo, adaptar los términos que empleará en el contenido y en el titular, a lo que los buscadores nos dicen que los usuarios están buscando.

Se trata de empatizar con el usuario, ponerse en su lugar, entender sus esquemas mentales, la intencionalidad de su búsqueda; constrastar esos resultados con el tema del contenido y confirmar la keyword o keywords en cuestión con lo que las herramientas de Google muy empleadas en SEO, como Google Insitghs, Google Adwords Keyword Tools, o Übersuggest nos dicen que son términos con alta frecuencia de búsqueda.

Conviene no obsesionarse con los datos que nos facilitan estas herramientas. La estacionalidad de ciertos términos, las noticias de última hora o los “trending topics” muchas veces no se pueden prever. Además, hablamos de un círculo que se retroalimenta: El periodista mismo puede ser artífice de la noticia y “poner de moda” el término que luego será buscado por los usuarios. De forma que luego ese término será empleado por otros periodistas para optimizar sus artículos para el SEO.

En definitiva hablamos de un cambio, tampoco excesivamente drástico, en que los periodistas, sin querer soliviantar a nadie, deben dejar de mirarse tanto el ombligo y mirar profundamente a los ojos del usuario.

En el medio online todo se puede medir. El éxito de un artículo se puede medir a través de indicadores como número de visitas, las veces que se ha visto el artículo, el tiempo medio de estancia en la página del artículo, el número de comentarios obtenidos o el número de “me gusta” o “tweets” recibidos.

Por lo tanto, nos resultará muy fácil detectar aquellos artículos que no funcionan en internet, o que no generan visitas SEO.

Sobre este y otros temas, tuve el placer de debatir en el Evento SEO del 17 de febrero de 2012. Este encuentro de profesionales del SEO tuvo como objeto compartir experiencias SEO en medios de comunicación: los flujos y procesos de trabajo, la formación a los periodistas, el tratamiento de grandes sucesos informativos, la mejora de la indexabilidad, Google News, Rich Snippets, la actualización Google Panda, y otros temas que fueron moderados por Lakil Essady.

Compartí micrófono en la mesa de ponentes con dos grandísimos especialistas SEO a quienes desconocía y cuyo despliegue de conocimientos y experiencias, sinceramente, me dejó un buenísimo sabor de boca. Epero encontrármelos pronto por Madrid. Me refiero a Edurne Benito, de Prisa; y a Alfonso Moure, de Relevant Traffic.

Aprovecho para dar las gracias a Jose Llinares y a Lakil por la invitación; y Edurne, Mou y al resto de SEOs asistentes por su acogida.

Dejo aquí el vídeo completo del workshop “SEO para periodistas”, que espero que ayude a todos los profesionales que necesitan conocer cómo optimizar sus contenidos para el SEO y para Google News.

 

 

¡Compártelo!