Regreso al laberinto

Un 19 de abril de 2008, hace casi dos años, inicié este blog con una simbólica presentación en la que todavía no sé si el Minotauro era yo mismo o un extraño personaje con el que aún no me he topado en los intrincados pasillos de este Laberinto.

Han pasado ya dos años desde que este blog vio la luz, y sin embargo en los últimos meses ha sufrido las consecuencias de lo que siempre temí que habría de acontecerle: mi propia desidia. Y es que en dos años de existencia, el último de ellos lo ha pasado siendo víctima del ostracismo. No ha sido esa mi intención, pero otros deberes y obligaciones me han tenido apartado del noble oficio de la escritura.Cuadro El Descubrimiento de Eduardo Úrculo, pintado en 1982. Un viajero frente al mar, con sus coloridas maletas.

Hoy retomo con vergüenza la tarea de seguir ensanchando este Laberinto con los ladrillos que forman estas palabras escritas. Me reencuentro con un paisaje abandonado por el que sin embargo han pasado otras gentes ajenas a mí mismo, desconocidas y ocultas tras el anonimato que proporciona la densa red de Internet.  A todos los que vinieron y a los que están por llegar, gracias.

Como en uno de los coloridos viajes de Úrculo, regreso con las maletas llenas de intrigantes historias. Unas azules como el mar resplandeciente; otras naranjas como el melancólico atardecer de una  bochornosa tarde de agosto, o verdes como el fango espeso de las charcas donde croan los sapos, pero también negras como las  oscuras veredas donde sólo se escucha a los árboles murmurar.

Crucemos los dedos por un tiempo más de regular actividad bloguera. Bienvenidos a todos.

Entradas relacionadas: Simbólica presentación, primera entrada del Blog por MegaZoi

Las palabras del laberinto

Hacía tiempo que descubrí Wordle, una página donde poder crear nuestras propias nubes de etiquetas o tags, pero hasta hoy no había podido materializar el contenido semántico de este blog en una de ellas.

Al final he aquí las 150 palabrejas más usadas en mi blog. Me ha llamado la atención que “demasiado” es una de las más utilizadas… Deberé replantearme el uso tan indiscriminado de este adverbio 😮

Nube de tags megazoi
Nube de tag En el laberinto (sin Minotauro)

 

Simbólica presentación

Cuando el Rey Minos de Creta ordenó a Dédado el constructor erigir un laberinto para encerrar al Minotauro, engendro incontrolabe e insaciable, no solo fue creada una cárcel para el monstruo, también su morada, y el patíbulo para los condenados a convertirse en su alimento.

De igual modo que Dédalo, pero sin la amenaza de convertirse en recluso y sin el deseo de huir echando aLaberinto circular volar, pongo hoy la pimera piedra de este laberinto de palabras, pasadizo de ideas, para encerrar en él las vivencias que no merecen el olvido de mi memoria; para que esas sombrías paredes sean la casa de la lucidez manifiesta; para enjuiciarlas y someterlas a las miradas indiscretas de la Red; para que alimenten el mar indigesto de peces famélicos que navegamos.

Con un lenguaje menos simbólico trataré de ir constuyendo este laberinto sin Minotauro, criatura que merecía vivir pese a la dicha de su aberrante existencia, y que me reservo el derecho a resucitar cuando la ocasión lo requiera: darle muerte en combate cuerpo a cuerpo. De momento me inclino por la actitud pacífica del ingenioso constructor, libre de volar a otra isla con sus alas de cera. Espero no perderme.

Salud,

ZOI

Entradas relacionadas: Regreso al laberinto, segunda presentación tras un año de inactividad en el Blog.