Soy cliente de Panda Antivirus y también soy un cliente estafado, o al menos me gustaría que me dieran una explicación de por qué no debo sentirme así.

Hace un añito compré el producto Panda Antivirus Pro 2010, con 3 licencias para un año. Fantástico, no tengo queja pese a la típica ralentización del PC, inevitable con este tipo de software, pero todo sea por “sentirse seguro”.

Desde hace mes y medio Panda Antivirus me bombardea con sus “menús emergentes” en mi escritorio recordándome que “oh dios mío, mi licencia está a punto de caducar”.  Incluso me envían un par de mails para que, renueve y compre, que parece ser lo único que les interesa…

Hoy, a falta de tres días para que me caduque la licencia y ante uno de estos banners en mi escritorio, pico y hago clic en renovar. Este es el anuncio, en el que me sugestionan con que me hacen un rebaja de hasta un 30% de descuento y encima me pasan a la última versión 2012. Fijaos en la fila de gente que han puesto de imagen, ¿son clientes satisfechos o corderitos esperando a ser estafados?

Banner renovación Panda Antivirus

Me voy a la tienda online, me registro con mi correo electrónico y número de cliente y accedo a la renovación.

Antes de eso, se cuidan muy mucho de hacerme un up-selling mostrándome como producto a renovar su antivirus más caro: Panda Antivirus Global, a 64,39€ frente a los 40,79€ del Panda Pro, o sea, 23,6€ más caro

Renovación de Panda Global Protection

Tratan de colarme el producto más caro, a 64,39€

Sin embargo, me doy cuenta (menos mal que no tenía prisa y he prestado atención, si no, me la cuelan dos veces) y selecciono mi producto: Panda Antivirus Pro.

[Les voy a dar un consejo, Señores de Panda, seguramente en esta fase del proceso tengan una increíble tasa de abadonos…]

Renovación Panda Antivirus Pro 2011

Pero me doy cuenta y selecciono el producto que tengo que renovar, a 40,79€ ¡Menuda diferencia!

Perfecto, me hacen una rebajilla de unos 10€, ¡¡pero atención!! Me cobran 9,99€ por no sé qué garantía descarga. Pero bueno, señores, ¿no son ustedes expertos en seguridad informática? Y encima tienes que decir que sí porque si no, no hay opción a comprar el producto… Total, son 10€… mi seguridad cuando navego vale más, mi tranquilidad sabiendo que tengo un buen producto que protege mi portátil puede contra 10€ de un servicio cuyo pago me parece un abuso, pero accedo.

Final del proceso de compra, factura renovación Panda Antivirus Pro 2011

Atención, me cobran 9,99€ por un tal servicio de garantía de descarga... ¿A qué estamos jugando?

Total, que me sale todo por 50,78. Introduzco los datos de mi tarjeta y finalmente finalizo la compra. Recibo los correspondientes correos con la factura, procesos y códigos de activación, descargo el programa y procedo a su instalación. Claro, tengo instalada la versión 2010 y me solicita que la desintale, así procedo y entonces me salta una encuesta de satisfacción: Panda Antivirus quiere saber por qué desinstalo su producto. Me digo “venga, voy a rellenarla”, y al terminar… sorpresa, me llevan a la siguiente página.

Página de productos Panda donde me ofrecen el producto que acabo de adquirir y pagar, por un precio más barato

Página de productos Panda donde me ofrecen el producto que acabo de adquirir y pagar, por un precio más barato

¿Os habéis fijado? El antivirus que acabo de comprar por 40,79€ (sin historias) y 50,78€ con todos los extras aplicados, me lo dejan aquí por 35,69€ (sin añadidos)… y procediendo a la compra por… ¡tachán! 45,68€

Proceo de compra alternativo

Inicio de nuevo el proceso de compra para comprobar si es verdad que es más barato. Efectivamente.

Es decir, que si soy cliente y renuevo, me sale la broma por 50,78. Pero si soy un cliente insatisfecho porque desinstalo su producto, me lo dejan a 45,68.

¿Con qué cara me he quedado? ¿Qué son 5,1€ de diferencia? Por supuesto que no me saca de pobre. Pero es que, señores de Panda Security, no se trata de 5,1€ de esto o 10€ de aquello. Se trata de si clientes como yo estamos satisfechos, de si nos sentimos protegidos por su producto, pero sobre todo se trata de si podemos confiar en ustedes. Desde luego yo no. ¿Me lo explican? Gracias.

¡Compártelo!